Ola de accidentes en parapentes en el Valle

136

Tres parapentistas muertos, cuatro lesionados, dos extraviados y dos que quedaron enredados en los árboles, es el resultado de incidentes registrados en los primeros meses de este 2019 en el Valle del Cauca, generando preocupación por parte de las autoridades del departamento y de los aficionados en la práctica de este deporte.

Las empresas que se dedican a promocionar esta práctica, manifiestan que las ventas de los vuelos han disminuido en gran medida a pesar de que los accidentes no han sido en vuelos tándem, es decir, de personas inexpertas que realizan el vuelo en compañía de un piloto experimentado.

Las primeras investigaciones arrojan que los accidentes en los que fallecieron tres parapentistas, ocurrieron por fallas humanas. El primero, registrado el 13 de enero habría sido ocasionado porque el piloto Octavio Agudelo, pese a su amplia experiencia, al momento de quitarse la chaqueta no habría enganchado correctamente su arnés, haciendo que cayera en pleno vuelo.

El segundo accidente fatal sucedió el 9 de febrero, al colapsar el parapente a una velocidad de 40 km por hora, en el que volaba el belga Baurey Peter quien habría soltado los mandos del parapente para organizarse el arnés.

Y el más reciente, el cual todavía se encuentra en investigación, ocurrió el pasado 13 de febrero, cuando el piloto francés Marc Caussanel, murió durante un aterrizaje forzoso cerca al peaje de La Uribe.

Una de las explicaciones a los accidentes ocurridos, es que han sido ocasionadas por las equivocaciones de los pilotos. Y es que actualmente llegan al Valle del Cauca entre 2000 y 3000 deportistas extranjeros que practican este deporte de alto riesgo. Entre más pilotos, más vuelos, por lo tanto más peligro de que ocurra alguna tragedia, además, esos miles de deportistas que llegan a la región, estarían incumpliendo algunas normas.

El presidente de la Federación de deportes Aéreos, Javier Fernando Castro Acosta, expresa que “infortunadamente los parapentistas extranjeros, tal vez porque no tienen la información o desconocen la normativa, llegan como un turista más, extienden su equipo y salen sin ningún control”.

Otro de los problemas es que varias empresas europeas y norteamericanas, traen parapentistas extranjeros sin tener en cuenta a los guías locales que son los que conocen las condiciones del clima y las precauciones que se deben tomar,

“Es un tema que tenemos que trabajar con el Ministerio de turismo para empezar a exigir que no pueden venir a Colombia a volar por sí solos, porque ahí se cometen errores”, comenta el parapentista Luis Jiménez, agregando que “el clima está loco”.

Por estos motivos, una de las medidas propuestas para prevenir los accidentes, es que en los puntos de despegue se difunda información sobre las condiciones meteorológicas y maniobras permitidas, también el requerimiento de las normas ya establecidas de que todo piloto extranjero debe presentarse y afiliarse a un club local, e igualmente verificar que las empresas que ofrecen este tipo de recreación, cuenten con pilotos licenciados e incluyan en los paquetes comercializados seguros médicos.