Falta conciencia ambiental en muchos visitantes a la Cascada La Milagrosa

386

 

Desde la Junta administradora del acueducto ACUAPIHAMABRIS de la Habana, zona rural de Buga, se hizo la solicitud al alcalde Julián Latorre, para que desde su administración se siga apoyando la campaña de concientización sobre el cuidado y protección de la cascada La Milagrosa, de la cual se toma el agua que nutre a las comunidades que se sirven de este acueducto.

Paola Andrea Arenas, Administradora del acueducto que sirve a más de 2 mil usuarios, de los sectores de la Habana, la Magdalena, Brisas, y Montearroyo, dijo que si bien, se ha logrado avanzar en el proceso de generar conciencia en los bugueños, turistas y visitantes a la quebrada La milagrosa, aún falta.

“¿hasta cuándo nos tocará seguir peleando con las personas para lograr que entiendan que el derecho al agua debe primar sobre el derecho al esparcimiento?”, es el la pregunta que hace esta líder cívica, al referirse a la irresponsabilidad con que muchas personas hacen uso desmedido de la bocatoma del acueducto en mención.

Residuos que van desde recipientes de icopor, bolsas, y demás basuras; ingreso de mascotas a la bocatoma, son algunas de las acciones que se tratan de corregir, en un esfuerzo conjunto que vienen realizando miembros de la junta administradora del acueducto, funcionarios de la CVC, y de las secretarias de Obras Públicas y de Turismo.

Sin embargo, refiere la señora Arenas, “es muy difícil cambiar los hábitos de turistas”, por lo que pide mayor apoyo de la misma comunidad del sector, y fortalecer el trabajo conjunto entre las entidades comprometidas en el cuidado de este importante ecosistema.